sábado, 12 de noviembre de 2016

I 1/2 Km vertical monte Alfaro, Pº9.

Hace dos semanas se disputó la primera edición de esta carrera por parte de Alejandro Albacete y compañía. Una carrera creada por lo visto por las redes sociales y por el ambiente que se vivió allí con mucho empeño y cariño y que recomiendo a todo el mundo si se repite el año que viene que espero que si.

Vamos con la prueba. Nos estábamos muchos de salida entre senderistas y corredores pero esto es debido al auge de carreras que existe en la provincia; ese fin de semana coincidían tres. Lo suyo sería que no coincidiera ninguna pero visto lo visto cualquiera cambia la fecha para que le claven otra prueba en su día.

Dan la salida y el primer km me da por tirar a mi. Para que me reviente otro ya me reviento yo que me conozco mejor jajajaja. Los 2.5km primeros son por asfalto donde hay tobogantes.
Al pasar el primer km se pone en cabeza creo que Huete con Alejandro y unos cuantos más en cabeza. Yo voy perdiendo unos metros poco a poco con la cabeza de carrera ya que tengo muy poco ritmo.

Giro hacia la derecha y entramos en la bueno. Una pequeña bajadita y ya todo para arriba. Comienzan 3-4km de sufrimiento que serían más o menos similares a cuando en verano que duermes digamos más al fresco te pica un mosquito en los hue... y tu inclinas la cabeza todo lo que puedes entre las piernas para ver lo que ha sido eso que dices: pero esto que ehhhhhhhh?  y hasta que no lo resuelves no sacas la cabeza de ahí ajajajjaja pues más, menos, con la cabeza a la altura de las rodillas que vas esos 4km para arriba que no la sacas de ahí hasta que coronas.

Dicen que las vistas desde lo más alto de Monte Alfaro son espectaculares. Yo no sé realmente que decir, es más si me dijeran de repetir la ruta creo que no sabría atinar exactamente ya que iba tan encelado de no perder metros con el de delante y coger gente que no vi el paisaje.

Voy siempre con la referencia de algún corredor delante intentando cogerlo. Paso a alguno hasta que me establezco sobre el 10 o así. La carrear parece corta pero te da tiempo a todo, sobre todo si vas pasado de vueltas desde el principio como me pasó a mi, ansia viva que saqué 173 pulsaciones medias creo.

Llego al punto más alto bien o eso creía porque cuando empezamos a crestear veo que voy como un pistacho, verde de kilómetros y tostao tostao. Me pasa Aziz como las cabras, que yo creía que para abajo no iba a ir muy allá pero sí que iba sí. Me pico con él y duro dos km hasta que reviento ya del todo como un sapo y tengo que aflojar, aunque quien dice aflojar dice tirar ya con lo que iba.
Se me queda la pierna enganchada en una grieta del camino y si por pocas no caigo de boca.
Voy rooooooooooto muscularmente y a veces con miedo porque como me fallasen las piernas bajando las palas de la boca me las dejaba allí fijo.

Últimos tres km donde veo que nos meten en un bucle y yo empiezo a calcular que como tengamos que hacer después los otros tres de asfalto las cuentas no me salen y se me van a 15km. Así que con la tostada que llevaba y esos pensamientos empiezo a jurar en arameo acordándome de Alex de vaya como nos la había metido doblada ajajjaja. Al final si salían los que dijeron ya que de asfalto no había después ni un km.

Me pasa un chaval a falta de dos pero es que ya no podía más, estaba roto. Es más en el último km yo miraba para atrás y me daba la sensación de que dos muchachas senderistas me estaban recortando de la tostada que llevaba jajajaj como están las cabezas.

Al final muy bien de puesto pero muy mal el postcarrera ya que la semana siguiente a la carrera la tuve que echar prácticamente parado ya que andar me costaba lo suyo y no digamos bajar tres escalones que daba la sensación de que tuvieran dos metros cada uno, pero con todo y con eso repetiremos el año que viene, eso sí, habiendo entrenando las bajadas por el monte antes.

Seguimos sumando, seguimos disfrutanto, mañana en la media maratón de Mojacar, pero eso ya es otra historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada