jueves, 16 de agosto de 2018

VI Trail Alcornocar Sierra de Lujar, Pº39.

Antes de nada decir que se me ha cambiado el diseño solo del blog y que he perdido la mitad de las cosas que tenía y que ahora sale todo como a mí no me gusta, en fin, un putadón porque aunque a la mayoría el blog le pueda suponer una gilipollez a mí me gusta y tiene su trabajillo y dedicación, trataré cuando tenga tiempo de recuperar lo que pueda porque me jose mucho.

Vamos al lío. El día 1 de julio me desplacé hasta el pueblo de Lujar para correr en el trail que allí tenía lugar. Ese mismo día también estaba la media maratón de Calar alto pero es una prueba que no me llama mucho la atención así que opté por esta para foguear solo porque Alberto el organizador parara ya con la publicidad de su carrera jajajjajaja durante toooooodo el año.

Nunca había estado en Lujar así que tocó poner el GPS. Menos mal que no le hice caso porque si no aparezco en Málaga. Para llegar a Lujar si es que no me equivoqué hay que girar hacia la derecha al dejar la autovía y ahí ya coges una carretera pegada a una rambla superestrecha que empieza a subir y subir hasta llegar a Lujar y ver los famosos ventiladores a lo lejos que se ven en todas las fotos. Pasar por enmedio del pueblo es toda una odisea ya que solo entra un coche en una dirección.
Me costó un madrugón bueno llegar ya que la carrera era las 8 para así evitar el sofocante calor que tuvo el año pasado. Recojo dorsal sin problema y a la línea de salida.

Ambiente familiar ya que tampoco estas pruebas estén masificadas y es parte de su encanto, que son hechas por gente que ama la montaña para los que disfrutan de ella, donde el beneficio económico para ellos yo diría que es casi nulo.

Me coloco en un lado de la gente y dan la salida. Como es de esperar todo el mundo a saco. Por delante 18km con +1000m. Salgo a un ritmo contenido ya que aunque he conseguido enlazar un mes de entreno constante que para mí ya es un logro tampoco estoy yo para salir a tope.
Al principio tenemos un tramo de bajadilla donde voy torpón pero intento no perder mucho y que la gente no se me vaya.
Voy haciendo camino salvo cuando se estrecha la vereda del todo que ahí me encuentro de vez en cuando a gente que va más lenta y no se quitan pero tampoco pierdo mucho.

Se acaba la bajadilla y ya empieza una subida del km 1 al 7 sin prácticamente ningún descansillo. Aquí me empiezo a encontrar bien respecto a la gente y veo que según lo que he entrenado puedo ir corriendo toda la subida y pasando a gente. Los primeros los veo a lo lejos que han tenido que salir a saco porque tampoco es que haya ido yo ese primer km andando para lo que me llevan.

Poco a poco me voy calentando y picando con la gente; ahora a por este ahora a por el siguiente y voy pasando a gente y a la vez tengo tiempo para ir dándole con la pala y cavando mi propia tumba puffffffff. Es una carrera muy larga para como estoy y con desnivel pero me encelo y no hay manera de sacarme de ahí ya que voy subiendo bien e incluso disfrutando dentro de lo que es el sufrimiento del esfuerzo.

Paso del puesto 30 a coronar en los ventiladores sobre el puesto del 15 al 20. He subido el tramo duro bien, dándole y me veo cansado pero tampoco muy muerto.

Comienza una bajada larrrrrrrrrga y superápida donde me pasa uno dándole y me engancho detrás de él. Yo creo que esto fué lo que me dió la puntilla. Lo aguanto 2km a saco porque se podía correr pero se me va y con las mismas me pierdo un tramillo y tardo en volver al camino con la consiguiente pérdida de puestos.

Ya a partir de ahí me entra la bajona pero de una manera exagerada. No me tomé ni un gel y el desayuno fue cortito, así que culpa mía por penco. A partir de ahí a sobrevivir como puedo en una zona de toboganes donde si vas bien se puede correr y mucho pero yo voy atufado perdido y con un calor en el cuerpo que no es normal. Me limito a poner la reductora e intentar llegar como pueda.

Sobre el km 14 me veo ya llegando al pueblo pero cual es mi sorpresa que empieza una bajada de 1km que nos va alejando del pueblo cuesta abajo y el pueblo se empieza a quedar cada vez más y más arriba y yo de fuerzas cada vez más y más abajo hasta quedarme listo de papeles. Y e aquí la madre del cordero, para rematar la carrera un último km duríiiiiiiiiisimo, a lo que unido a mi tostada me llevo a perder ya un chorro de puestos pero bastante tenía yo con ir de árbol a árbol y no quedarme sentado tomando el ´´no fresco´´ que hacía allí.

Al final entro en meta el 39 de la general, fatallllll pero por culpa mía por no saber leer la carrera y mi estado de forma, que lo mismo no hubiera mejorado muchos puestos pero no lo hubiera pasado tan mal ese último km, en fin, otra experiencias más de la que sacar algo positivo para la próxima.

Postcarrera bueno con bebida y bocadillo aunque para los que no comemos carne jodido porque todos los bocatas llevaban pero ya uno a estas alturas vive con eso.
Circuito muy entrenido y rápido donde hay que llevar ritmo en las piernas, recomendable sobretodo por las ganas que le pone Alberto al organizarla y como la hacen.

martes, 31 de julio de 2018

Corriendo hacia lo imposible. Un viaje al mundo del ultrafondo. 1,5💥/5.

Editorial: Lectio.
Fecha de edición: 2016.
Número de páginas: 190.

Copio sinopsis del libro y debajo de la foto comento:
Este libro es un apasionante viaje hacia el ultrafondo, uno de los deportes más extremos y exigentes que hay en el mundo. ¿Cómo se entrenan los profesionales como Kilian Jornet? ¿Cómo se alimentan durante la carrera? ¿Cómo pueden soportar tantas horas corriendo y noches enteras sin dormir? ¿Cómo son las grandes carreras del planeta? ¿Y las más duras? El libro quiere responder a estas preguntas desde la perspectiva del corredor amateur y anónimo, aquel que quizás nunca saldrá en revistas o en los libros de historia, pero que es capaz de protagonizar gestas inimaginables. Y es que con motivación, esfuerzo y sacrificio cualquiera de nosotros puede llegar muy lejos, a pesar de que sea corriendo hacia lo imposible.


El libro digamos tiene tres partes muy diferenciadas. 💥


En la primera parte habla del trail running, de las motivaciones que nos llevan a entrenar un día sí y al otro también, en muchas casos a horas inimaginables, a esos entrenos en soledad que pudieran parecer no tener ningún sentido.

Esta sea quizás por lo menos para mí la parte más interesante del libro. Si alguien te pregunta: pero por qué hacéis esas barbaridades? en ella encontrarás todas las respuestas que darle a esas preguntas. La mejor explicación que he encontrado nunca, aunque claro está cada uno tendrá sus motivaciones pero yo comparto todas esas al cien por cien, chapó, me ha encantado.

En la segunda parte el autor del libro relata su experiencia en el UTMB. Digamos que podría pasar por una entrada larga de un blog sobre alguna carrera de cualquier corredor normal ´´amateur´´ como él mismo dice. Crónica entretenida pero que no se sale de lo normal, vamos como todas las que hago yo jajajaja para la gente del barrio y los colegas.


Y una tercera parte donde hace una descripción de las carreras más duras o variopintas que existen.

En esta tercera parte para quien está metido en el mundillo del trail y le guste leer e informarse le parecerá un tostón porque no va a encontrar nada nuevo que no pueda leer todos los años en cualquier revista del tema, totalmente indispensable. Eso sí, si eres nuevo en el mundillo hasta te fliparás y todo pero dudo yo que alguien llegue de nuevas a este libro sin estar metido en el tema y saber de que va todo esto.

Seguimos actualizando la lista de libros de temática deportiva. (ya sabéis, este es un tema muy subjetivo). Este lo vamos a colocar en el puesto 13 con 1.5 estrellas sobre 5. 

Libro que si estas metido y te gusta el tema del trail running te puede entretener un rato pero que muchísima parte del libro es más de lo mismo, nada nuevo a lo que sale en cualquier revista especializada.
  1. La rueda de la mentira. (Lance Amstrong)
  2. Open. Andrea Agassi
  3. Nacidos para correr. (Christopher McDougall).
  4. Ganar a cualquier precio. (Tyler Hamilton y Daniel Coyle).
  5. Nubes y claros. Bjarne Riss.
  6. Correr o morir. Kilian Jornet.
  7. Iron Mind. El éxito está en tu mente. (Enhamed Enhamed).
  8. Thomas Dekker. Mi lucha.
  9.  Correr, comer, vivir. (Scott Jurek con Steve Friedman).
  10. Quién quiere una vida mejor! (Marcel Zamora).
  11. Instinto Raña. De incomprendido a pionero del triatlón (Ivan Raña, Xavier Ensenyat).
  12. Abriendo camino (Ryan Sandes, Steve Smith).
  13. Corriendo hacia lo imposible. Un viaje al mundo del ultrafondo (Albert Jorquera).
  14. Vivir es la polla (Valentí Sanjuan).
  15. Cuentos del equipo Cofidis. (Sergi López-Egea)

Si alguno quiere recomendar algún otro libro de temática deportiva bienvenido sea aunque con la nueva política de temas de privacidad creo que por blogger no se puede hacer, ya no deja poner comentarios? podéis hacerlo por mi instagram o facebook.

martes, 24 de julio de 2018

Magina Top Trail 42km, Pº46.

Vamos a actualizar esto con las crónicas de las carreras que ya toca.

Me quedé en la Magina Top Trail, carrera que hice el 5 de Mayo de poniendo punto y final a mi mes fantástico tras competir en cuatro carreras largas, una por fin de semana. Esta era la que más ilusión me hacía desde un principio y la que quería hacer mejor pero el ir a remolque en los entrenos y las competiciones anteriores no ayudaron mucho.

Me fui hasta Cambil yo solo el día de antes para dormir en unas tiendas de campaña que ponía la organización para los corredores que lo solicitaran. La verdad que es una experiencia nueva el dormir el día de antes de una carrera en la tienda; estuvo bien salvo un pero, la gente de la ultra que salía dos o tres horas antes y que armaron jaleo y despertaron al resto o por lo menos a mí que ya no pegué ojo...

Cuando vas para Cambil si no has estado antes te imaginas que es como todo Jaen, lo típico, sin mucha sierra salvo montañas repletas de campos de olivos. Nada más lejos de la realidad, cuando pillas el desvío que dejas la carretera que va para Ubeda comienzas a entrar en una carretera donde la sierra cambia por completo, dándote cuenta que no todo el monte es olivo y que hay sierra para aburrir.

Llego a la recogida de dorsal y posterior charla donde nos dicen sobretodo a los del ultra que van a ser muy estrictos con el tiempo de corte en algunos pasos ya que si encarta pasar por unos puntos a determinadas horas la cosa se puede poner muy chunga. Alguna gente se queja de esto pero visto lo visto sin razón, bien por la organización. Al principio no le echas cuentas y piensas que es una vacilada de la organización para curarse muy mucho en salud pero luego cuando estas en carrera y lo ves te das cuenta y entiendes el por qué.

Tras irse los del ultra me levanto ya desvelado, desayuno y hacia el bus que nos llevará hacia la salida a 20´de Cambil en el Centro de visitantes de Mata Bejid. El centro y la zona con sus merenderos se ven muy chulos para ir a pasar un fin de semana tranquilo con la familia y disfrutar de la tranquilidad de la montaña. A mí particularmente esta salida no me gustó nada, ya que al desplazamiento se une el que si vas acompañado sea un engorro para los acompañantes estos desplazamientos cosa que se vió en la salida ya que salvo los corredores no había más gente.

Nos tienen media hora o más allí esperando para la salida y podemos ver el paso de los primeros corredores de la ultra, pufffff es acojonante el ritmo que llevan para la panzá de kilómetros que tienen que hacer y encima van como si nada, increíble.

Hablo un rato con Ismael y Alejandro que han ido también de Almería y corren por parejas; me doy una vuelta por el centro viendo lo que hay y para la salida.
La salida la da Chito, que se ve que en esto de los speakers en las carreras por montaña es una eminencia.

Dan la salida y enseguida se hace un grupito por delante donde va tirando Carlos Chamorro y alguno más. Yo me quedo algo cortado en un grupo por detrás. Por delante  42km con 2300 positivos.

Intento llevar un ritmo vivo desde el principio pero no llevo mucha chispa aunque no me vengo abajo y decido tirarle un poquito por encima de mi ritmo planeado.

Si echas un vistazo al plano de la carrera pudiera parecer que no tuviera nada salvo dos subidas largas y el resto bajada, lo que no se distingue es lo técnico de algunos pasos y sobretodo bajadas.

Al principio empieza picando hacia arriba. Lo voy llevando bien metido en el grupo. Vamos corriendo entre pinos y voy disfrutando del paisaje. Siempre es un lujo salir del secarral de Almería y encontrarte con esos paisajes y esas veredas entre árboles y vegetación.

LLevo un ritmo cómodo pero al que hay que ir dándole para no dormirse y hago los primeros kms fáciles. Salimos de las veredas y cogemos un camino ancho en muy buen estado por el que se puede correr y en el que se ve al resto de corredores por delante. No los llevo muy lejos a los primeros pero yo sigo a mi ritmo.

Paso por el avituallamiento de Cañada de Cruces que hago rápido al llevar de todo y ser muy temprano en la carrera. El camino va picando hacia arriba, cada vez más. El camino se vuelve a estrechar y empieza una nueva vereda. Antes de coger ésta llevo a dos por delante que se despistan y se pegan un recorte que no veas. Se lo digo por donde es y se la bufa, comiéndose bastantes metros de más; en fin, recortadores y mierdas hay en todos lados.

Vereda que pica hacia arriba y que hago algo quemado por la actitud de esos corredores. Intento no quemarme mucho la sangre y tirar a lo mío. En esta zona me doy cuenta que no voy yo de cuerpo muy fino, me está costando lo mío y tampoco llevamos muchos km.

Llego arriba y se abre un poco la cosa y empieza una bajada larga, rápida y en algunos puntos técnica, sobretodo la primera parte. Ahí me doy cuenta que voy fatal porque se me atraganta la bajada tela y acabo de ella hasta los hue...

Salgo de la zona técnica de bajada y entro en un camino que se hace más llevadero pero ya no voy bien ni bajando por ahí. Me pillan dos chicos con los que charlo un poco y me comentan lo que viene.

Llego al final de la bajada donde está el avituallamiento de Gargantón. Me paro y no me había pasado nunca pero no me puedo estar quieto, me entra como un baile en el cuerpo que no es normal, que no puedo estar quieto, como si fuera una peonza, pasito para alante pasito para atrás. Me dicen los del avituallamiento que es normal que le pasa a muchos, en fin.
Aquí ya si como de todo porque voy de aquella manera.

Miro hacia la izquierda y hacia arriba, muy hacia arriba y me veo una subida que quita el hipo, maaaaaaaaaaaaaaadre mía la que tengo por delante, un kilómetro vertical apañaísimo.

Hay sobre 7km de subida duríiiiiiiiiiiiiisimos y con algunos tramos técnicos.
Empiezo más o menos bien. El paisaje es espectacular con riachuelos de agua y vegetación. Saco la cámara y echo fotos, incluso me paro unos segundillos en algunos tramos para ver aquello bien. Tenemos que pasar de vez en cuando entre puentecillos pequeños de madera para no meternos en el caño del agua y otras veces tenemos que mojarnos los pies enteros pero merece muchíiiiiiiisimo la pena. De las zonas más bonitas y duras de toda la carrera, joderrrrrrrrrrrr que envidia no tener caminos así en Almería.

Conforme voy subiendo me empiezo a apagar. Me voy tostando, me voy tostando, me voy tostando.
Al rato de ir subiendo me pasa Cayetano que está corriendo la ultra, ufffffff que gustazo ver correr a gente así; saca los bastones y va corriendo monte arriba de una manera facilíiiiiiisima, como si no costara y con buena cara, que crack, no te queda otra que parar y observarlos unos segundos como lo hace.

Yo mientras tanto a penar. Me pasa bastante gente aquí pero ya es que me da igual, bastante tengo con lo mío como para pensar en los demás.

La subida se me está haciendo muuuuuuuuuuuuucha pelota y eso que la zona es preciosa lo que en teoría aliviaría el sufrimiento de los momentos malos que se pasan sí o sí en estas carreras pero es que voy ko. Voy tan mal que cuando el camino pica muchíiiiiiiisimo hacia arriba no me queda otra que sentarme-tumbarme un rato y tomar aire, joderrrrrrrrr que globo que llevo en lo alto.

Me pasa gente que me anima y pregunta si necesito algo, naaaaaaaa pulmones y piernas jajajajja. Intento ir poco a poco, tramo a tramo pero ya es ir penando todo el rato y pienso en retirarme porque lo estoy pasando realmente mal, el problema es que tengo que llegar al siguiente punto de avituallamiento para hacerlo.
Después de todo el tute entro en la zona más técnica de la subida, llena de piedra suelta. Aquí me pasa una chica que me pide agua. Le doy y sigo con ella un rato pero se va yendo hasta que la pierdo de vista.

Venimos desde los caminillos que se ven abajo en la foto y todavía quedaba muchíiiiiisimo por subir.

Empezamos a entrar en una zona donde hay neveros. La zona es espectacular, una pena no ir en condiciones. Empezamos a crestear un poco buscando el refugio de Miramundos donde está el avituallamiento. Llego allí muerrrrrrrrrrrrrrrrrto, pero que nunca corriendo con el cuerpo helado perdido, desmayado, con angustia, vamos con todo el pack completo.

Les digo que me retiro y no ponen ni una pega ya que me dicen que llevo malíiiiiiiiiisima cara y que no tengo ni color en los labios. Pero me ponen un PERO y es que tengo que llegar al siguiente avituallamiento porque hasta allí no pueden llegar con los coches. Ufffffffff sabía que no me podía retirar en un solo avituallamiento y me viene a caer en ese ayyyyyyyy dios.

Me siento, como plátanos y todo lo que pillo a ver si me entra porque llevo una angustia que no es normal. Me pongo la camiseta que llevo en la mochila ya que voy helado y cuando me recupero un poco, tampoco mucho, salgo en busca del siguiente avituallamiento. Voy cocido vivo pero no me queda otra, eso o echar el día allí y bajarme cuando se fueran ellos.

La zona de toboganes que empieza aquí corriendo entre neveros es espectacular, de lo más bonito que he hecho yo corriendo por montaña con algunos tramos donde ibas corriendo por encima de la nieve. En esta zona no me pasa nadie y no veía a nadie ni por delante ni por detrás.

Tras pasar los neveros comienza una zona muyyyyyyy técnica donde un chico que viene por detrás se cae y se hace bastante daño. Me paro y le digo si le ayudo y me dice que no, que siga pero no lo veo yo muy allá. Tiro para adelante y a trancas y barrancas hago la bajada más técnica de todas. Estando bien el circuito es para disfrutarlo en su totalidad, una maravilla, pero en mi estado...

Acabo la bajada chunga e interminable y llego al siguiente avituallamiento en las Rastras, km26. Les digo que me retiro, que me han dicho arriba que aquí podía y me dicen que imposible, que allí no puedo porque no hay gente para bajarme. Les digo también que se ha caído un chaval arriba y que no está para andar mucho y que nanai, que tiene que bajar por su pie, en fin... en este aspecto a mi parecer la organización dejo mucho que desear, no la vi yo muy puesta en temas de seguridad, estabamos bastante vendidos en algunos tramos.

Sigo mi periplo por tierras de Jaen para poder retirarme. Me voy librando porque el camino ahora es fácil y bastante cuesta abajo y con la inercia voy corriendo y haciendo camino. Tal es así que me planto en el siguiente avituallamiento y aquí ya me entran las dudas. Me paro bastante a comer y tomo de todo. Hablo con la ambulancia que había allí y le digo si me podían dar algo para los vomitos porque llevaba el estómago fatal, no me entraba comida desde hacía ya más de tres horas puffffffff y llevaba ya un globo exagerado pero no llevaban nada para darme y pasaba de pincharme primperan.

Como lo que buenamente puedo y me entra y descanso mientras un poco. Me pregunto que si quiero la medalla de finisher o me compro un pin y un imán para la nevera en el centro de visitantes del principio que había visto y que molaban tela ajajaja, al final me digo que ya que me quedan 10km sigo un poco más. Y arranco.

Entro en una nueva vereda entre árboles que me encantó. Zona guapíiiiiiisima para correr, salvo un par de rectas que tenían un terraplén al lado que daban miedo y que tampoco era muy dificil patinar y matarte, yo allí hubiera puesto algo de seguridad de alguna manera, no sé, más vale prevenir.

Voy haciendo camino, corriendo incluso casi todos los tramos y avanzando, incluso disfrutando, así hasta llegar al siguiente avituallamiento, ya el último en Pozuelo. Paro a hacer pipi (desde que tengo hija no me dejan decir ´´mear´´...) como algo y bebo  y ya a echar el resto en los últimos 6km.
Se me hacen algo de pelota pero al verme ya que termino me animo algo. Pufffffff con todo lo que había sufrido en el km 20 se me hace inimaginable que haya podido acabar pero lo consigo y obtengo mi medalla de finisher. Pero con todo y con eso logro lo más importante, que fue comprarme a la vuelta el imán para la nevera que me encantó jajajaja.

Carrera muy recomendable salvo los temillas de seguridad. Por recorrido está muy bien con tramos para todos los gustos. Si repetiría? yo creo que sí, la zona me encantó y me gustaría quitarme el mal sabor de boca que me dejó el hacerlo tan de pena, ya veremos en un futuro.

miércoles, 18 de julio de 2018

La Catedral Del Mar. 4💥/5.

Autor: Ildefondo Falcones 
Editorial: Grijalbo
Páginas: 672

Copio la sinopsis del libro y debajo de la foto lo comento:

Siglo XIV. La ciudad de Barcelona se encuentra en su momento de mayor prosperidad; ha crecido hacia la Ribera, el humilde barrio de los pescadores, cuyos habitantes deciden construir, con el dinero de unos y el esfuerzo de otros, el mayor templo mariano jamás conocido: Santa María de la Mar. Una construcción que es paralela a la azarosa historia de Arnau, un siervo de la tierra que huye de los abusos de su señor feudal y se refugia en Barcelona, donde se convierte en ciudadano y, con ello, en hombre libre. El joven Arnau trabaja como palafrenero, estibador, soldado y cambista. Una vida extenuante, siempre al amparo de la catedral de la Mar, que le iba a llevar de la miseria del fugitivo a la nobleza y la riqueza. Pero con esta posición privilegiada también le llega la envidia de sus pares, que urden una sórdida conjura que pone su vida en manos de la Inquisición... La catedral del mar es una trama en la que se entrecruzan lealtad y venganza, traición y amor, guerra y peste, en un mundo marcado por la intolerancia religiosa, la ambición material y la segregación social. Todo ello convierte a esta obra no solo en una novela absorbente, sino también en la más fascinante y ambiciosa recreación de las luces y sombras de la época feudal.

De esos libros que tienes en la estantería sin leer pero que no le echas muchas cuentas y cuando sale la serie te entran las apreturas y te lo lees corriendo, eso me ha pasado con este.

El libro me ha encantado. De principio a fin? de principio hasta casi el final, que no me ha gustado mucho, esperaba otra cosa pero bueno para gustos los colores. Salvo ese pequeño fleco el libro está  increíble.

Una historia que te engancha de principio a fin y que tiene bastante ritmo, sin ninguna parte donde baje el nivel y que tiene en todo momento enganchado al lector.

Lees estas novelas y luego el libro (escrito para niños con dibujitos y de 20 páginas) del oportunista de turno que quiere hacer caja y te entran ganas de cortarte las venas, en fin. Un libro que engancha hasta el final y que pese a que tiene 636 páginas se hace hasta corto pero eso si te gusta y lo disfrutas, si no menudo tostón.

La Catedral Del Mar en teoría tiene su continuación en Los herederos de la tierra pero ese de momento lo vamos a dejar en stand by y vamos a cambiar con otra cosa porque si no mucha catedral  va a ser de momento.

En cuanto a la serie lo típico. El libro cien veces mejor que la serie pero por goleada. Está hecha con buena intención pero es que se queda lejíiiiiiiiiiiiiiiiiiiiisimos de lo que tenía que haber sido. Ya desde el primer capítulo se veía que iba a ser flojita, sin ritmo y contada la historia de un modo light.
El papel de Arnau bastante bien interpretado, de los poquitos que se salvan junto con alguno de los Puig, el resto...

Me falta por ver todavía el penúltimo y último capítulo que se emite esta semana, pero con decir que no ha salido ni una catedral en condiciones en la serie como la Catedral del Mar, en fin...

Igual que con los libros de temática deportiva voy a ir haciendo una lista en orden de preferencia de lo que me he leído últimamente; ya sabéis, muy subjetivo esto, ya que un libro depende sobretodo de la persona y muchas veces del momento en el que se lee:

1. Tenía que sobrevivir (Roberto Canessa y Pablo Vierci).
2. La Catedral Del Mar (Ildefonso Falcones).
3. La razón de estar contigo. Tu mejor amigo (W.Bruce Cameron)
4. Desperté (Ángel Alfonso Muñoz Díaz).

martes, 26 de junio de 2018

La razón de estar contigo. Tu mejor amigo. 1💥/5.

Voy a seguir con los libros por el blog aunque no sean de temática deportiva y ya después de este pongo la crónica de lo que fue la MaginaTopTrail que ya ha llovido.

Autor: W. Bruce Cameron.
Editorial: Roca Editorial.
Páginas: 320.

Copio la sinopsis del libro y debajo de la foto lo comento:

El libro en el que se basa la película A dog's purpose.
Reconfortante, profunda y repleta de momentos de felicidad y risas, La razón de estar contigo no es tan solo la historia emotiva de las múltiples vidas de un perro, es también la narración de las relaciones de los humanos vistas desde los ojos de un perro y de los inquebrantables lazos que existen entre el hombre y su mejor amigo.
Esta conmovedora historia nos enseñará que el amor nunca muere, que nuestros verdaderos amigos estarán siempre a nuestro lado y que cada criatura en la Tierra ha nacido con algún propósito.

Editorial: Roca Editorial.
Caí como muchas veces en este libro por la portada. Perro simpaticón, tonto del montón y otro libro para la colección.  Sin referencias anteriores sobre el ya luego vi que había película que se basaba en el libro.
El libro narra la vida de un perro la cual es contada por el mismo para que nosotros nos pongamos en sus ojos y la veamos como la vería él.
Tampoco quiero hacer spoiler por si a alguien le interesa leerla pero he de decir que a mi parecer no merece la pena. Es un libro simplón, fácil de leer pero que la historia tampoco es que atraiga mucho y ni mucho menos para ponerlo como lo pone la crítica pero claro hay que vender los libros de alguna manera y esa es una manera de hacerle publicidad.

No he visto la película pero me gustaría porque pienso que este puede ser uno de los pocos casos que encuentre en el que la película este mejor que el libro. De ahí el darle solo una estrella.

Por cierto tiene continuación en el libro: La razón de estar contigo, un nuevo viaje; pero vamos ni de coña lo leeré aunque respeto que haya gente a quien le guste. Además que haber debe de haber gente de ahí que Arturo Perez Reverte haya sacado Los perros duros no bailan, historia también contada por un perro que imagino que no llevará la misma línea que este pero que por ahora no me atrae nada.

Pues eso, que antes que leer este libro mejor elegir otra opción y ponerse la palícula en una tarde de domingo.

miércoles, 30 de mayo de 2018

Thomas Dekker. Mi lucha. 2,5💥.

Autor: Thijs Zonneveld y Thomas Dekker.
Editorial: Libros de ruta.
Páginas: 196.

Copio la sinopsis del libro y debajo de la foto comento:
El “niño mimado” del ciclismo holandés debutó en el todopoderoso equipo Rabobank con un sueldo cercano al millón de euros. Maravilló al mundo del ciclismo en su primer año y su nombre pronto circuló en boca de todos como la próxima gran estrella del ciclismo. Sin embargo, pronto se sumergió en una espiral de dinero, fama y presión por los resultados. En este libro, Dekker nos muestra su manera de vivir el ciclismo profesional entre bolsas de sangre, drogas, dinero y putas. Y no estaba solo. Nombra también a los que estuvieron a su lado o le ayudaron en su caída al abismo. Mi lucha es también una mirada al pelotón europeo durante la era de la EPO y no deja de sorprendernos la franqueza con la que lo retrata.  Un libro que engancha desde la primera línea. La biografía de un deportista que se creía invencible y cuya ambición le hizo precipitarse desde lo más alto. Una historia reveladora no solo del ciclismo, sino de la trastienda de todo el deporte profesional.
Sumamos una biografía más a las leídas y repetimos nuevamente con un libro de la editorial Libros de ruta. La verdad que si te gusta el ciclismo puedes disfrutar bastante con sus libros porque están sacando cosas interesantes.

En este caso la biografía es de Thomas Dekker. Seguramente si preguntas a alguien no aficionado al ciclismo quién es este chico no lo conocerá ni el tato. Es más, si preguntas a alguien aficionado que no haya seguido la época de Amstrong, Ullrich, Boogerd lo mismo ni lo conocen tampoco.

Yo la verdad que pude disfrutar de esta etapa del ciclismo ´´épico´´, similar algunas veces a las películas de Disney por esas galopadas que se pegaban algunos en la época de la EPO.
Thomas Dekker tuvo algunas etapas bastantes interesantes.

El libro cuenta como llegó hasta profesionales y su pequeño paso por ellos. No es muy extenso y tampoco es que esté muy bien escrito pero es entretenido si te gusta el tema. No es para tirar cohetes pero merece la pena. Le daría 2,5 estrellas posibles de 5.

Es increíble como gente como este con ese talento pueden ser tan pencos y arruinar una carrera prometedora como la suya, siendo su carrera cortíiiiiiisima y de arrastre salvo los primeros años, pero en fin, que le quiten lo recorrido en bici en el pelotón y lo follao jajajaj porque se ha hinchado mientras ha podido a todo.
Me da a mí que Thomas Dekker es de los típicos que cuando se le acabe la fama va a acabar mal mal visto lo visto en el libro, una pena la verdad.

De los libros de temática deportiva que he leído últimamente voy a ir haciendo una lista en orden de preferencia por tener una guía por si a alguien le interesa (que lo dudo) aparte de que esto es un tema muy subjetivo.
  1. La rueda de la mentira. (Lance Amstrong)
  2. Open. Andrea Agassi
  3. Nacidos para correr.
  4. Ganar a cualquier precio. Tyler Hamilton.
  5. Nubes y claros. Bjarne Riss.
  6. Correr o morir. Kilian Jornet.
  7. Iron Mind. El éxito está en tu mente. Enhamed Enhamed.
  8. Thomas Dekker. Mi lucha.
  9. Scott Jurek. Correr, comer, vivir.
  10. Marcel Zamora. Quién quiere una vida mejor.
  11. Ivan Raña. De incomprendido a pionero del triatlón.
  12. Abriendo camino. Ryan Sandes.
  13. Vivir es la polla.Valentí Sanjuan.
  14. Cuentos del equipo Cofidis.

Y si alguno quiere recomendar algún otro libro de temática deportiva bienvenido sea.

viernes, 25 de mayo de 2018

Maratón de Madrid, 3h40´ ,Pº1930.

Vamos a retomar esto que lo tengo apalancado.

El día 22 de abril tomé parte en la Maratón de Madrid. No es algo que tuviera muy planificado ni que me hiciera especial ilusión hacerla pero aprovechando que ese día estaba en Madrid como para ver a 40000 personas pasar corriendo y quedarme yo mirando, claaaaaaaaaaaaaaro. Así que tras Rio Mundo y Fortalezas continuaba con mis semanas de especial via crucis en busca de preparar a la ´´carrera´´ la Maginatoptrail.

El viernes vamos toda la familia a recoger el dorsal a la feria del corredor. Sinceramente esperaba muchíiiiiiiiiisimo más de esta feria para ser Madrid pero nada más lejos de la realidad. No había muchos stand y la mayoría eran de alimentación. Vamos que poco o nada que pillar en la feria que mereciera la pena. Un punto negativo para empezar.
Recojo la bolsa del corredor que lleva una camiseta Adidas pero que tampoco es que esté muy allá, segundo punto negativo por ser tan cutre con lo que costaba la inscripción.

Y vamos a la carrera. El circuito es a una vuelta con la salida y la meta en sitios distintos para mí otro punto negativo, aunque para gustos los colores.El circuito es un continuo subir y bajar así que a esos ´´locos´´ que buscan circuitos planos para mejorar marcas olvidaros totalmente de Madrid porque es imposible, es una mataera con la sorpresa más grande al final.


La salida de la maratón se realiza junto con los de la Media maratón. No sé de quién habrá sido la idea pero a mí no me gusta naaaaaaaada de nada. Cada carrera se merece su importancia, mucho mejor salir separados, ahorrándote así el consiguiente tapón que se genera con 35000 personas para salir. Punto negativo.

El punto positivo de la carrera y por lo que merece la pena esta carrera es por el ambiente de la gente, tanto la que corre como la que anima, ESPECTACULAR. La salida con la música y la gente animando es flipante. Luego vas corriendo en todo momento rodeado de un gentío exagerado. Miras hacia delante y tienes mil personas en pocos metros y por detrás igual, eso no se estira nunca. La gente anima que da gusto, sobre todo si llevas una camiseta de atlético de Madrid o del Betis jajajajaj.

Dan la salida y por suerte no tardo mucho en pasar por el arco de salida. Salgo sin mas pretensión que la de hacer un rodaje largo, ni busco marca, ni estoy para ello, además que me olía que las rebajas podían venirme pronto con la tralla de las semanas anteriores.

Me pongo un ritmo de trote de 5´el km, algo más rápido el km y lo mantengo tranquilamente. Voy disfrutando de la ciudad. La verdad que no hay mejor manera de poder verla que hacerlo corriendo. Pasamos por delante del Bernabeu, giro y para abajo. Para variar cuando llevo 30´me entran ganas de mear, uffffffffff vaya cruz , así que me tiro un buen rato buscando sitios donde parar. Según la organización había servicios cada pocos kms, yo quitando los que había en la salid no vi ninguno más, que no digo que no estuvieran puestos...Pasamos Plaza Castilla y por fin, me paro , vacío y sigo.

Voy bien con mi ritmo, haciendo mis vídeos con el móvil y escribiendo por wasap, disfrutando de la carrera. Me llevé el móvil porque tampoco me fiaba yo mucho de encontrar luego a Nelly al acabar ni de encontrar el piso, es lo que tiene ser de pueblo jajajajja.

Sobre el 17 había quedado para ver a Nelly pero tengo la mala suerte de no verla, argggggggg, me toca un poquillo eso la moral, pero no puedo hacer nada.

Me pienso que voy bien y de repente me quedo vacío, pero de sopetón. El cuerpo desconecta y me dice que nanai. Que ni para ir a 5´el km tranquilamente me va a dar puffffffffff. Pasamos por la Puerta del Sol donde el ambiente de la gente animando es brutallllllllllllllll, dde lo mejor de la carrera y poco después por el Palacio Real que me encantó y a partir de ahí ya mi maratón fue un suplicio.

No me retiré porque no sabía ni donde leches estaba ni como llegar a casa y porque si me retiro el suegro capaz a liarmela por penco jajajajja.

Entre medias del recorrido hay bandas de rock que tocan y amenizan la maratón. Da un subidón cada vez que pasas por delante de una de estas bandas aunque a mí los ánimos me duran poco ya que voy a ritmo de procesión, me falta el tambor y la vela pufffffff.

Pillamos una bajadilla que me anima el ritmo y me engaña haciéndome creer que voy a recuperar sensaciones pero entro en la Casa de Campo y ahí ya reviento pero del todo. De las peores sensaciones que recuero corriendo, es más, echo a andar un rato bueno harrrrrrrrrrrto ya de ´´correr´´.
Algunos van rematados igual que yo. No es algo que me consuele , es más, me da por pensar nuevamente como en las carreras anteriores el poquito respeto que le estamos teniendo a estas distancias y me incluyo entre ellos.

Paro a mear otra vez sin tener que buscar sitio porque se puede hay de sobra logicamtene. Me tomo un par de geles y echo a trotar otra vez. Miras a los lados y ves gente de lo más variopinta. Es increíble lo distintos que podemos llegar a ser todos pero a la vez tan iguales disfrutando y sufriendo con lo que nos gusta. Esto es vivir, más que ganar o hacer puestos sumar experiencias y compartir, dudo mucho que alguno cuando muera y lo entierren se lleve un trofeo a la tumba, aunque de todo hay en la villa del señor.

La salida de la Casa de Campo es espectacular también. En un repecho que se pega bastante hay muchíiiiiiiiisima gente animando a más no poder y un grupo de batukada o yo qué sé como se llamaba eso jajajja bueníiiiiiiiiisimo que te da un puntillo.

Bajadita que te anima nuevamente pero que dura poco. Ya vas pensando en llegar y en que te queda poco pero aquí amigo la madre del cordero; no veas como empieza a picar aquello para arriba, se pone pestosíiiiiiiiiiiiiiisimo que no veas. Los dos últimos km son con tendencia a subir que si vas rematado como fue mi caso se te hacen pelota hasta tal punto que piensas que el avituallamiento del km 40 no vale para nada pero vale para pararte a refrescarte como hice yo porque si no no llego o tengo que hacer el resto andando.

Por fin encaro meta y disfruto de esa recta para entrar el 1930 de 8808 que acabaron y una marca de 3h40´52´´ y un tiempo neto de 3h39´40´´. Mi peor marca en maratón pero es lo que hay , ahora que yo no me muero sin mejorar la marca de Diego jajajaja.

La medalla de finisher muy guapa pero son tan cutres que si quieres que te graben el tiempo tienes que pagar más por ello, al igual que por las fotos, en fin, que ni pago por una ni por otra, que ya estaba bien con lo que costaba la inscripción. No sé, pienso que no deberían de cobrar por eso ya que sería un valor añadido para el deportista muy de agradecer. Está visto y comprobado que como el trato que se dispensa en algunas carreras de pueblo no hay cosa igual.

Después de la maratón dos semanas suaves y a por Maginatoptrail pero eso ya es otra historia. KiaKaha11.



lunes, 30 de abril de 2018

IX Ruta de las fortalezas 2018, Pº181.

El 14 de abril tomé parte en la Ruta de las fortalezas, prueba de 54km que se disputa en Cartagena, con 1700m positivos y cuyo recorrido une distintas fortalezas y restos de fortificaciones, mostrándote gran parte del patrimonio histórico, cultural y paisajístico de Cartagena.
Había estado ya bastantes veces en Cartagena, sobretodo para hacer el triatlón de allí y he de decir que tenía una imagen preconcebida de esta bastante errónea. Pudiera parecer una ciudad industrial con poco encanto y nada que ver y disfrutar pero nada más lejos de la realidad, simplemente que hay que ahondar un poquito para disfrutar de todos sus encantos. Decir que el recorrido me encantó.

El único pero que le pongo a la prueba es que para poder participar en ella primero tienes que preescribirte para el sorteo de dorsales y luego si te toca hacer la inscripción. Es enorme la demanda de solicitudes para correr esta prueba y ´´solo´´ salen 3800 dorsales, yo por suerte me pude hacer con uno de ellos. La gente se toma esta prueba como si fuera el Mundial de Murcia, antes de la salida solo ves gente superilusionada, contenta y con cero nervios y eso que están a las puertas de una prueba de 54km con toda su miga.

La salida se da desde el puerto de Cartagena, mismo lugar donde se realiza el triatlón.
La carrera está organizada por el Ayuntamiento de Cartagena y por La Armada, algo que ya te garantiza que por falta de voluntarios durante el recorrido no va a ser, de diez como monta esta gente estas cosas. Se procede a tocar el himno antes de dar la salida y a izar la bandera de España. Con esto a Javi se le hubieran saltado las lágrimas, a mí me pilló en el servicio cuando lo de la izada y cuando dieron la salida, así que si alguno me vió salir dirá que soy republicano jajajaja, a mí la monarquía ni fu ni fa, eso sí, si tengo que elegir me quedo con la Sofi que a la Leti no la trago jajajajaja.

Salgo del servicio y entro en la marabunta de gente. Es acojonante toda la gente que sale. Me tiro minutos y minutos adelantando a gente sin parar. Voy pasado de rosca pero como no sé si en la primera fortaleza se va a estrechar la cosa y se va a armar tapón y a parar la cosa intento apretar lo que puedo. Llego al primer castillo pasando a mucha gente pero miro hacia delante y no veo a los primeros ni de coña, corre la gente que se las pela.

Sobre el km 6 me paro a vaciar la vejiga y allí coincido por primera vez con la gente de Ultra trail Almería, ellos corren por equipos. Ya serían mi referencia para toda la carrera. Vaya grupo guapo de gente que van.

Comienza el asalto al Castillo de San Julian. Miras para arriba y ves donde está el final y ya ves que esto va a tener su miga. No son subidas excesivamente duras, se puede mantener un trote bueno, es más, tan bueno que como te pases de rosca vas cavando tu propia tumba sin darte cuenta porque el terreno deja hacer. Yo voy subiendo con mi pasito corto haciendo camino, voy disfrutando de la carrera. En uno de los bucles me cruzo con Alejandro y con Bienvenido, siempre anima ver caras conocidas entre tanta gente. Ellos compiten ahora en otra liga. Llego a la cima y allí sello el pasaporte; una hoja donde los militares al paso por controles de referencia te tienen que sellar para luego verificar que has pasado por todos y recibir tu medalla en meta.

Comienza una bajada por vereda donde voy disfrutando tela, voy pidiendo paso para ir más rápido y eso que no bajo yo muy allá y menos con zapatillas de asfalto pero se nota que muchíiiiiiisima gente de allí o por lo menos la mayoría no toca el monte. Vamos por una vereda muy bonita divisando ya las distintas calas de Cartagena.

Esto es un no parar y conforme acabas de bajar tienes un tramo llano muy corto, miras hacia arriba y allí que te encuentras El Calvario. Te duele el cuello de mirar tan para arriba y si miras hacia la derecha ves pasar a los primeros que ya están de vuelta. Maaaaaaaaadre mía lo que me han metido ya y llevamos solo 11km y eso que tampoco es que yo haya ido de paseillo. Nuevamente subida donde se puede hacer camino pero intentando no reventarme en exceso. Le sigue una bajada por hormigón que te va rematando las piernas poco a poco.

Bajada y nueeeeeeeeevamente subida para subir a una nueva fortaleza. Esto ya se está haciendo pelota pero con mi pasillo corto más o menos voy haciendo camino. Voy siempre adelantando y siendo adelantado por el grupo de Ultra Trail Almería ya que ellos de vez en cuando van parando para juntarse todos. Es un espectáculo ver como corren todos los equipos, vestidos iguales y juntos todo el rato ya que tienen que llegar así para puntuar en la clasificación. Tiene que ser una gozada mientras no te toque ser el eslabón débil porque si no las vas a pasar putas ya que el quinto hombre es el que cierra la clasificación del equipo.

Nueva bajada y ya encaramos un tramo que es el mismo que el circuito de la bici del triatlón de Cartagena. Lo vamos a hacer entero hasta llegar a Cartagena donde también vamos a hacer casi igual el de carrera a pie, salvo un tramo que nos desvían para pasar como por el casco antiguo de la ciudad que está muy chulo. Será por el km 24 o así y ahí a mí me vienen las rebajas todas juntas, puffffffffffffff, que bajonazo me ha dado y para mas inri pasamos justo por delante de donde tengo el coche. Me lo pienso muy mucho si retirarme o no porque voy muerrrrrrrrrrrto y me quedan por delante 30km, vamos casi nada. Creo que la carrera de Rio Mundo me ha pasado factura pero no puedo poner eso de excusa porque ya sabía lo que había pero es que miraba hacia los lados y aquello era un reguero de gente penando que no era normal para la cantidad de kms que quedaban. Creo que le estamos perdiendo el respeto a este tipo de pruebas de una manera que no es normal, incluido yo aunque ya me estoy reformando.

Decido andar un poco a ver si así recupero y en esas que me pasa Cervellera y después los del UltratrailAlmería y me animo un poquillo. Estos paran un poco para esperar a un compañero y ya tiro yo a mi ritmo. En este tramo vamos por la cera de la ciudad, quizás es el tramo que menos me guste de toda la carrera junto con uno del final también por la cera. Nos dirijimos a la base naval, tramo que a mucha gente no le gusta pero a mí me encantó. No sé, son sitios que creo que si no es por la carrera nunca pudiéramos acceder a ellos. Los barcos que allí se veían eran espectaculares. En estos últimos tramos se puede correr muchíiiiiiiiisimo y hacer camino pero yo ya voy en modo Walking Dead penando de lo lindo, mantengo el trote pero tampoco es que sea una cosa del otro mundo, es más juraría que a eso no podemos llamarlo ni trote pero ves al resto de la gente que va más o menos igual y tampoco te sientes tan mal como pudieras.

Salimos de la base y con las mismas empieza una nueva subida. En este tramo quizás sean donde tengamos las vistas más bonitas, con calas espectaculares y una panorámica de toda Cartagena. Cuando vas muerto ya te pones a positivizar y tirar de donde no hay pero con todo y con eso le sacas el lado positivo. Si estás allí es porque quieres y porque es lo que te gusta. En estas pruebas está claro que vas a pasar momentos buenos pero sobretodo momentos malos y hay que saber pasarlos. Aprendes a vivir con la mataera, la mataera te alimenta, la mataera es tu amiga jajajajaja. Consigo llegar a la cima donde esta la fortaleza y el avituallamiento y me paro a echar agua y comerme 7 gajos de naranja, el militar partía y yo iba comiendo, mano a mano jajajaja.

Bajada cortita, pequeño repecho y nuuuuuuuuuuuuuueva subida esta por asfalto y larguilla donde te ibas cruzando con los que venían ya de vuelta. Ufffffff aquí podías correr aunque fuera un poquito pero yo ya iba listo de papeles y decido andar rápido. Llego arriba, como y para abajo. Empiezo a bajar y no echo a andar para aprovechar lo favorable del terreno y hacer camino pero ganas de andar todas las del mundo porque voy fundido pero ya me digo que era la última subida y que ya lo tenía hecho porque quedaban pocos kms, nada más lejos de la realidad.

Algo que eché en falta y que no cuesta nada es poner el perfil en el dorsal como hacen la mayoría de las carreras por montaña, así puedes ir echándole un vistazo y ver por donde vas y lo que te queda.

Me junto nuevamente con los de Almería y entramos en un tramo entre pinos que pica para arriba donde uno pone el ritmo y allá que vamos todos detrás haciendo camino pero al comenzar la bajada uno del equipo se queda y deciden esperar, yo tiro para adelante.

Cuando quedaban pocos kms y pensaba que ya íbamos para meta nos meten otro nuevo castillito y este no veas como picaba , aparte de que era técnica la subida. Lo hago bastante bien, me vengo arriba un poco y voy cogiendo a alguna gente aunque no está uno ya para muchos alardes. La bajada hormigonada se las traía y al final de esta veo a Cervellera que va jodido. Le voy recortando poco a poco hasta que lo pillo y ya voy con él hasta meta, aunque al final el jodio se me adelanta en meta jajajajaja entrando el 181º de un total de 3800, así que ni tan mal y en un tiempo de 5h53´a 1h46´del primero, puffffff increíble como corre la peña con el recorrido que había, brutal.

Decir que la meta estaba retirada de la salida, algo que no me gusta en las carreras y que había que esperar a que el autobus te acercara hasta la salida. De todos modos no había que esperar mucho pero a mí siempre que eso se pueda evitar lo agradezco, viene mejor tanto al corredor como a la familia o acompañantes que van a verte.

Animaros a los que no hayáis hecho esta carrera porque es espectacular, por lo menos una vez en la vida hay que hacerla. Eso sí, la pega del sorteo y que te toque, que lo mismo hay que esperar unos años para estar allí si tienes ganas pero por lo demás chapó, a mí me gustaría repetir, quién sabe en un futuro.

jueves, 12 de abril de 2018

VI Desafío Calar de Rio Mundo, 45km, Pº77.

El sábado pasado tomé parte en el Desafío Calar de Rio Mundo modalidad 45km. Una prueba con 2350 metros de desnivel positivo que tenía lugar en la Sierra del Segura, concretamente en Riopar.
Ese mismo fin de semana tenían lugar las pruebas de 105km, 65km y 25km.
Hasta allí me fuí con Muriana en un viaje largo porque está lejillos pero que hicimos echándonos unas buenas risas. La próxima vez repetimos pero te vas tú solo que aquello es muy duro jajaaja.

Llegamos a las 12:00 de la noche a Riópar, es lo que tiene ser pobre y tener que trabajar jajajajaja y nos alojamos para hacer noche en La venta el Laminador. Lo comento porque pudiera ser que por las fotos tirara para atrás el sitio pero no es así. Buena habitación y gente superamable los dueños con el bar donde podías desayunar bien por dos duros. En el menú Atascaburras, Ajo pringue y otras cosas típicas de la zona. Decía el dueño al decirle que íbamos de Almería que aquí solo se comen mierdas y verduras de esas jajajajaja.


Os dejo el vídeo de la prueba antes de la crónica.

Amanece un día frío pero tampoco tan mal como lo pintaban en las últimas noticias, eso sí, la gente iba abrigada hasta arriba. Yo creo que fuí de los pocos que salieron en manga de tirantes, es más, no recuerdo a nadie más, que no digo que no los hubiera pero es que yo iba cómodo así. Como en teoría había muy mal tiempo la organización antes de salir dijo que la carrera se recortaba y que pasaba de 45km a 41km, eliminando la subida de la Almenara, ejem, ejem, al tiempo.

Dan la salida y salgo junto a Muriana. A Guzman lo dejamos que se vaya por delante pero porque queremos eh, que nosotros estamos igual o más de fuertes que él ajajajaja. No es que hayamos pactado ir juntos Juanjo y yo todo el rato pero es que el chico se empeñó jajajaja. Yo tenía claro que tenía que hacer la prueba a mi ritmo porque no estoy muy allá y acoplarte al ritmo de otro puede ser un suicidio. En la salida sobre 300 corredores. Salimos picando hacia abajo por camino ancho y aquello se estira rápidamente. Yo voy junto a Juanjo en mitad de la carrera para alante. La gente sale ´´rápida´´ para lo que es la prueba y entre que es el principio y que tampoco sabes si se va a estrechar la cosa y a armar un tapón te dejas ir y le das.
Hacemos un par de kms fáciles por camino y ancho y ya apartir de ahí la cosa empieza a picar hacia arriba. Vamos entrando una zona rodeada de pinos espectacular. Decir que para los que entrenamos por Almería que es un desierto prácticamente y un pedregal correr por aquella zona es un lujo. Se estrecha el camino y vamos en fila de uno pero como las fuerzas están intactas la gente no se para mucho y se va haciendo camino.

Hacemos una bajada entre árboles espectacular por una vereda y siempre como acompañante el sonido del agua circulando por riachuelos cercanos. La bajada no es técnica pero si es larguilla y va haciendo daño en los cuadriceps al tener que ir reteniendose uno para no estamparse. Acabamos la bajada y nos dirijimos al Puerto del Arenal que pica hacia arriba pero es llevadero. Hasta allí llego con Juanjo al avituallamiento pero el decido parar y yo no, solo lo justo para pegarle un trago a un vaso de cocacola.

Salgo a mi ritmillo en ligera subida por camino ancho. Paro a mear y así darle tiempo a ver si venía Juanjo pero nada. Salgo a mi ritmo por el camino y al rato giramos a la izquierda y nos encontramos una pared importante puffffffff, todo no podía ser tan bonito, vaya pared. Empiezo a notar que voy algo tostado fruto de haberme flipado en la primera parte de la carrera pero es que no me veía mal. El desnivel es importante y fruto de ello me permite ver por donde viene Juanjo y decido esperarlo. El tio viene de palique y riéndose con sus cosas jajajajja. Me pilla y hacemos camino otra vez junto a una chica que nos llevaba reventados pero allá que íbamos nosotros disimulando ajjajaja. La cuesta se está haciendo pelota, estamos subiendo El Padroncillo. La última parte de la subida ya se las trae. Entramos en una zona por roca resbaladiza donde hay una cuerda a la que te tienes que agarrar para poder subir y con todo eso te las deseas para hacerlo y no resbalar y caer. En esta zona lo de menos es perder dos minutos más. Hay que asegurar y pensarse mucho donde va a poner uno el pie para hacer palanca y subir.
Pasada esta zona llegamos arriba del todo donde tenemos un cresteo y una posterior bajada con una primera parte supertécnica entre rocas pero que luego van desapareciendo y tiene zonas muy bonitas.
Me pasa una chica como las balas, creo que iba segunda y que pasa a la primera con la que iba yo. A partir de ahí van mano a mano pasándose una a la otra aunque creo que tampoco eran muy conscientes y que aquello es supervivencia para todos.

En la bajada del pradoncillo no es que disfrutara mucho, no voy fino. Me parao a andar un poco para comerme las barritas y que me entren mejor. Recupero y hago la siguiente parte bien hasta llegar al Campamento de San Juan donde nuevamente paro lo justo a llenar agua y beber cocacola. Me doy cuenta de que una bolsa de agua la llevo pinchada puffffff. Sigo a lo mío.

Nada más salir hacemos una bajada fácil y con las mismas una buena subida tipo cortafuegos pero muy cortita. Del 19 al 24 creo que es donde más rápido corro o por lo menos donde más avanzo pasando a gente. En un tramo que hay de carretera llevo una marcheta muy buena y paso a unos cuantos. No era el objetivo ir pendiente de la gente pero eso quieras que no siempre anima.

Pasamos por una zona entre almendros en flor bellísima. Tengo la mala suerte de que el móvil se me ha apagado y no puedo echar fotos, un verdadero putadón porque el sitio es increíble y me da mucho coraje. Junto al camino hay un caballo blanco que yo creo que es el animal más bonito que he visto nunca. Un coche para y se acerca a verlo, es espectacular.

Comienza una pequeña subida donde hay algunos escalones hechos de manera natural en el camino hasta llegar al avituallamiento de Riopar Viejo. Nuevamente paro lo justo a beber cocacola y seguir. Esta zona tiene un castillo y alojamientos junto a unas tiendas. Creo que es la más bonita para pasar un fin de semana.

Pasamos por una zona llana que hago no muy allá pero por lo menos voy avanzando hasta que entramos en una vereda estrecha que empieza a picar para arriba. Nelly me escribe al móvil y me dice que como voy, veo que me quedan 14 y le contesto que bien, me veo entero para acabar fácil dentro de lo que cabe, puffffffff iluso de mí.

Aquello empieza a subir y a subir y a subir y a subir y no se acaba nunca y encima es duríiiiiiiiiiiiiiiiiiisimo. Miras para arriba y ves la hiera de gente subiendo y aquello no tiene fin. Se va algún km por encima de 15´el km y eso sin parar en ningún momento. Vas subiendo con la esperanza de aquello aclare pronto y se allane pero nada y para más inri cuando piensas que ya estás llegando al final levantas la cabeza y es como si empezaras otra subida nueva pero más dura. Parece de broma.

Llevo una hora subiendo y aquello no clarea y me pillo un globo que no veas. Lo paso mal mal. No sé si parar tirar para atrás, para adelante o qué. Me pasa uno y me dice que guarde que todavía queda subida. Qué guarde? si voy muerrrrrrrrrrrto. Voy mirando los kms y el perfil de la etapa y ya voy por el km31 que se supone que era donde estaba el avituallamiento pero a mí me queda todavía un mundo para llegar arriba y no lo veo.

En la subida me adelanta uno de la carrera de los 105km. Le pregunta otro que cuánto tiempo llevaba y contesta que 17 horas, jooooooooooooder que huevos tiene, da verguenza decir que va uno cansado vienda a esta gente. Sigo subiendo hasta que por fin se acaba la jodida subida pero con la mala suerte que entramos en una zona supertécnica de piedras donde cuesta bajar. Me tomo un sandwich de queso philadelfhia pero las fuerzas me dan para masticar la mitad y la otra escupirla, voy listico de papeles y solo voy pensando en llegar al avituallamiento e inflarme a cocacola.

Acabo la zona técnica y ya pof fin llego al avituallamiento. Me paro tranquilamente y me como dos plátanos y medio litro de cocacola que me dan la vida entre comillas. Hace frío y me quito la mochila y me pongo la camiseta interior que llevaba dentro y me quedo en la gloria. Me tenía que haber puesto la camiseta mucho antes pero es que no llevaba ni fuerzas para ello.

Miro los kms que llevamos y pregunto los que quedan y me cantan que entre 8 y 9. Vamos que los cojon... han recortado, van a salir 45km como 45 soles, vaya broma. Ya podían haber avisado antes.

Comienza quizás de las zonas más bonitas de la carrera. Una vereda con un riachuelo que la cruzaba de vez en cuando y que tenías que cruzarla y meter los pies en ella. No estaba fresca , estaba helada jajajaja que ya era lo que faltaba con la mataera que llevaba encima. Salgo de la vereda y comienza una zona de camino que pica hacia arriba y en la que voy trotando poco a poco para que no se me vaya mucho el tiempo. Entro nuevamente en una vereda entre pinos donde no se escucha nada de nada. Estoy yo solo con mis pensamientos. Es un ejercicio de introspección espectacular que te alimenta el alma.

Esto es un niño huérfano que entra en el telepizza y le dice el dependiete: qué quieres niño? y le contesta el niño: dos familiares. A esto que le dice el encargado: chaval pero tu estás hablando de pizas, y le dice contesta el niño: noooooo si yo estoy hablando superdespacio. Vaaaaaaaaaaaaaaaa tenía que colar el chiste, si total hasta esta parte de la crónica no habrá llegado nadie jajajajaja.

Encaro los últimos dos km que son por camino y miro para atrás para ver si viene alguien. Vaya, vienen dos y vienen rapidillo. Aquí me sale la vena de picao para aguantar el puesto, ya ves tú el jugarse el 76 o el 77 jajaja pero ya puestos con el esfuerzo realizado tampoco sabe bien perder puestos en el último km. Me pasa uno pero el otro no para acabar el 77 de la general de la carrera de 45km en la que han salido 300 y han acabado solo 258. No me puedo quejar ya que he aguantado el envite de la gente Kalenji que yo esperaba que me iban a pasar en la subida dura. Acabo cansado pero supercontento de haber disfrutado de la carrera y esos días con Juanjo.

La carrera por circuito merece la pena. La bolsa del corredor es espectacular, la mejor que he visto nunca. Eché en falta algo de seguridad en el recorrido por si pasaba alguna cosa y algún avituallamiento más o por lo menos en el km que se suponía que debían de estar según la organización, con todo y con eso recomiendo hacerla al menos una vez en la vida en alguna de sus distancias.

jueves, 5 de abril de 2018

Tenía que sobrevivir. 4,5💥

Alguno estará hasta los hué... de tanto libro y de que no ponga ninguna crónica de carreras en el blog pero es que ahora mismo es lo que hay. Con el permiso de paternidad me he tirado un mes sin rascar bola deportivamente hablando, eso sí, disfrutando de la niña tela, así que no cambio el no andar nada de nada por esto porque ha sido el mejor mes de mi vida.

Esta semana ya me engancho otra vez a las carreras. Estaré junto con Muriana en el Desafío Calar de Rio Mundo, en la prueba de 45km. Como referencia de como está la cosa decir que la semana pasada que si entrené con normalidad hicimos junto con un grupo de gente excepcional el circuito de la carrera por montaña de Gador de 22km y a la vuelta con Muriana tuvo que parar el coche para vomitar del pajarón que pillé jajajajja y eso que fuímos de pachangeo. Es más, estabamos apuntados a la distancia de 65km y fue acabar ese día y cambiar a la de 45km, era mucho arroz para tampoco pollo y con todo y con eso yo creo que lo más sensato hubiera sido ir a la de 20km en opción senderista jajajajaja pero en fin, así están las cabezas. 45km no son pocos, no sé yo si acabaremos o no pero por lo menos disfrutaremos del paisaje de allí todo lo que se pueda.

Vamos al libro.

4,5 estrellas de 5 posibles le damos a este libro. Y no le doy 5 porque siempre algo se puede mejorar. Ahora dirá mi colega Javi que 4,5 no se puede dar, si el caso es dar por saco ajjajajajaj.

Pongo la sinopsis primero:
Editorial Alrevés; Edición: 1 (20 de febrero de 2017)
Páginas 344.

Tenía que sobrevivir es un iluminador relato de esperanza y determinación, solidaridad e ingenio, que aporta una nueva perspectiva a una historia mundialmente conocida. El 13 de octubre de 1972, un avión de la Fuerza Aérea Uruguaya que llevaba al equipo de rugby Old Christians —y muchos de sus amigos y familiares— se estrelló en medio de la cordillera de los Andes. Este libro es el relato cautivante y desgarrador de esa larga experiencia con la muerte que impulsó a uno de sus sobrevivientes, Roberto Canessa, a convertirse en uno de los cardiólogos infantiles más conocidos del mundo. Cuando atendía a sus compañeros heridos en medio de la devastación que produjo el accidente, Roberto, que en aquel entonces tenía diecinueve años y era un estudiante de segundo año de medicina, se sintió la persona más afortunada del planeta: estaba vivo, y por eso mismo, debía estar eternamente agradecido. Mientras el grupo luchaba por sobrevivir más allá del límite de lo imaginable, Canessa jugó un rol fundamental para salvar a los demás sobrevivientes, atravesando la cordillera de los Andes junto a Fernando Parrado, exánimes y sin ningún tipo de equipo, en busca de ayuda. Esta delgada línea entre la vida y la muerte se transformó en un catalizador para el resto de su vida. Canessa traza un paralelismo único y fascinante entre su trabajo diagnosticando cardiopatías congénitas muy complejas a niños recién nacidos y fetos, y las decisiones difíciles de vida o muerte que fue forzado a tomar en los Andes. Con ternura y humanismo, Canessa nos incita a preguntarnos: ¿qué hacer cuando todo está en tu contra?

Y ahora mi opinión:
Quién no ha visto la película Viven? pues con todo y con eso, pese a conocer la historia y saber ya el final y lo que ocurrió el libro es espectacular; muy bien escrito te sumerge completamente en la historia hasta el punto de querer leer más y más hojas del tirón como suele ocurrir con los buenos libros.
El libro se diferencia claramente en dos partes. En una primera se narra la historia donde Roberto tuvo el accidente aéreo y todo lo que ocurrió después para intentar salir de aquello y luego una segunda parte donde Roberto cuenta como es su trabajo como cardiólogo infantil así como experiencias de familias cuyos niños han sido tratados por Roberto. 
No sabría decir que parte me gusta más. Si la aventura de la primera que es espectacular o la segunda que es la que más te pueda aportar como persona. Lo que no tiene duda es que la suma de ambas hace un libro de 10.
Si ahora mismo tuviera que recomendar solo tres libros este sería sin lugar a dudas uno de ellos.

lunes, 26 de marzo de 2018

Abriendo camino. Mi vida como corredor de ultratrail. Ryan Sandes. 2´5💥

Autor: Ryan Sanders con Steve Smith; Editorial: Corner.

Copio la sinopsis del libro y debajo de la foto comento:

¿Qué se necesita para realizar una carrera de seis días en el desierto más recóndito del mundo? ¿O para correr más de 160 kilómetros en un solo día en altitudes que podrían dejarte sin respiración simplemente caminando? Más aún, ¿qué se sentirá después de ganar todas esas carreras?
Esta es la historia de Ryan Sandes, la superestrella internacional de los ultramaratones.
Abriendo camino es el relato de la vida de este intrépido deportista, sus experiencias como aficionado y de cómo se convirtió en el atleta más importante en este tipo de competiciones. En su libro, Sandes nos cuenta detalles de sus regímenes de entrenamiento, estrategias de carreras y de sus aspiraciones para el futuro.
Los deportistas más entusiastas disfrutarán de este relato repleto de adrenalina en el que tanto corredores principiantes como los aspirantes a profesionales podrán beneficiarse de sus consejos y experiencias.


Voy a variar la forma de valorar los libros de Z verde y Z roja a valorarlos de 1 a 10 estrellas siendo diez la mejor puntuación para no ser tan taxativo con la puntuación.

A este libro le voy a dar 5💥. Por qué? para empezar si no te gustan las carreras por montaña olvídate totalmente de este libro porque no vas a pasar de los dos primeros capítulos. Muchos títulos de este tipo cuentan una historia que te engancha que envuelve al personaje que va más allá de las aventuras que este corre pero con Ryan Sandes no se da el caso. Sí cuenta bastantes aspectos personales como que le gustaba la fiesta y empinar el codo cuando era joven pero tampoco nada en especial.

Se centra en la vida deportiva de Ryan Sandes. Corredor que se vende como uno de los mejores del mundo algo que a mi parecer es echar de sobra para que no falte... Ha ganado multitud de ultratrails y sobre todo carreras por etapas pero donde el nivel muchas veces no es elevado. Muchas de ellas son del tipo como yo digo ´´Josef Ajram´, de esas que solo puedes correr si estas montando en el dolar por el precio de la inscripción y el viaje y a la que no van muchos de nivel pero quedan muy bien para vender la moto de cara al público y a patrocinadores entrando al trapo en este caso Red Bull y Salomon para hacer a este sudafricano una de sus caras bonitas. Lo que no quita para que corra como las balas Ryan, que la Western es un carrerón para el que le guste y hay que correr mucho y rápido.

El libro se centra en las carreras sobre todo de tipo americanas Western y de etapas... A veces se hace monótono porque es lo mismo siempre pero si te guta la montaña le pillas el gustillo. De vez en cuando da algunos consejos al final de cada capítulo pero tampoco te va a descubrir nada nuevo.

Si tuviera que elegir para leer entre algunos libros de los que he leído me quedaría con el de Kilian, Correr o morir que está bastante mejor que este, no obstante, si te gusta el tema como es mi caso está bien para tenerlo en la colección y leerlo aunque no se salga mucho de traste, de ahí las 5 estrellas.

jueves, 22 de febrero de 2018

Desperté. Z roja.

Autor: Ángel Alfonso Muñoz Díaz. Editorial: Círculo rojo.

Os copio mejor la sinopsis del libro y luego comento.

¿Es posible volver a la vida, después de la muerte?

Y, en ese caso, ¿cómo afrontaríamos la nueva realidad que se presenta ante nosotros?
Esta novela relata la historia de Susan Campbell, psicóloga de profesión, que padece una enfermedad terminal.
Tiene una hija pequeña, y la idea de morir sin poder ayudarla a crecer la martiriza.
Decide crionizarse, con la esperanza de que la conservación de su cuerpo congelado, mientras la medicina encuentra una cura para su enfermedad, la permitan resucitar y llegar a tiempo para poder guiar a la niña hasta que se convierta en una mujer.
Su familia se vuelca con ella en este proyecto, pero las cosas no saldrán como esperaba.
Este libro está escrito por Angel Muñoz que es de mi pueblo Pulpí por lo que lo empecé con ganas y a machete buscándole pegas jajajjaja. La verdad que está muy bien escrito. Son 334 páginas. La pega y el por qué de la Z roja muy a mi pesar? en que no por tener más hojas un libro tiene más historia o cuenta más que otros como me pasó con el de Ultracoaching.

Si te lees la sinopsis ya te has leído el libro entero, salvo dos frases que podría añadir al final para destripar como termina. No hay historia en sí que te entretenga y te enganche y que te lleve a querer leer más. Te tiras 300 páginas donde te explica la vida diaria de una persona enferma y donde esperas que la historia pegue un cambio brusco en busca de algo intrigante o curioso pero no llega a tal fin, terminando de una manera sosilla donde acabas preguntándote: 340 páginas y esto? que te podías haber ahorrado. Puede sonar duro pero es así, por eso la Z roja.

sábado, 17 de febrero de 2018

V Murcia maratón 2018, 3h28´24´´, Pº96.

El 28 de enero tomé parte en la V edición de la maratón de Murcia. Ya había tomado parte el año anterior con una buena preparación y tenía pensado hacerla como costumbre todos los años pero visto lo visto al ritmo que va la organización se la van a cargar ellos solos y pronto.

Pongo en situación. El dia de antes daban el fin del mundo prácticamente para el domingo, es más, a los del telediario les faltó decir: chingar como conejos esta noche que con la que va a caer esta noche en Murcia el domingo ni amanece. Estuvo toda la noche diluviando sí pero tampoco fue para tanto, eso sí, caía agua por la noche como para estar acostado y no levantarse y así amaneció prácticamente.

Uno que no está en sus cabales aunque últimamente por la paternidad, la edad o yo que sé me estoy reformando pero yo iba a ir a correr sí o sí y si la suspendían hacía un piquete jajajajaja.

Al final nos presentamos bastantes locos en la línea de salida donde ya solo chispeaba levemente y hacía fresquete por lo que estar sin moverte era quedarte tieso. Pues la organización cuando vamos llevamos un rato ya preparados para salir salta y dice que se aplaza la salida 30´ ufffffffffffff no me lo puedo creer, que era por temas de la policía para tenerlo todo en orden. Ya lo podían haber planeado antes, putadón del quince con el fresco que hacía. En fin, con todo y con eso entendible, todo sea por la seguridad del corredor.

Dan la salida y yo me lo tomo con muchíiiiiiiiiiiiiiiiiiiisima calma. LLegaba con una mierda de preparación, culpa mía por gandulites y agarrarme al acomodo en vez de salir cuando tocara aunque hiciera frío o la hora fuera la que fuera pero en fin. Me he puesto como objetivo seguir al globo de las 3h30´ y con esa idea salgo en la cabeza.

Salgo controlado más o menos a 4´50´´ mirando para atrás a ver por donde venía la bandera de las 3h30´pero no la veía por ningún lado así que aflojo los siguiente km con algunos km por encima de 5´pero ni por esas la veo y en el km5 decido a parar a mear. Esta es mi cruz. Si hace frío a mí me da por mear jajajaaja ufffffffff que coñazo, no sé si a vosotros os pasa o no y eso que en la salida meo todo lo que es posible pero ni por esas. No me lo pienso y paro porque ya tengo comprobado que es mejor perder un tiempo y luego ir agusto que de la otra forma.

Me tiro un rato largo y cuando me doy cuenta la bandera si ha pasado. Recojo los aparejos y me pego un apretoncillo para pillarla. Intento hacerlo poco a poco para no desfondarme. Ir a esos ritmos para algunos es una media de pichinabo pero yo es que no estoy para mucho ahora y menos para pegarme 42km así. Llego a la bandera y ahí que me vuelvo a instalar con el grupillo donde parece ser que muchos ya se conocen de maratones como Sevilla y van de palique.

Pasan los kms y más o menos llevo la situación controlada pero ooooooooooootra vez me entran ganas de mear ayyyyyyyyyyyyyyyy dios mío que tengan paciencia conmigo en la residencia de ancianos y no se desesperen cuando sea mayo que no lo hago a caso hecho ajjajajajja. Paro otra vez un raaaaaaaaaaaato largo hasta quedarme agusto y nuevamente apretón para volver a pillar la bandera, esta vez me cuesta más cogerla pero llego a ellos.

Del 10 al 21 todo correcto aunque ya voy notando el cansancio pero cruzarme y ver a mis Nellys y sus tíos me da un puntito de motivación para seguir aunque pienso en que me queda otra vuelta más de 21 y no sé como va a salir aquello. Pienso en que el año pasado iba por debajo de 4´y me da la risa, maaaaaaaaaadre mía como se estropean los cuerpos con el tiempo jajajja.

Intento ir centrado en el grupo de las 3h30´con mi musica a lo mío. Los kms ya los noto muchíiiiiiiiisimo en las piernas y voy tostado tostado como para tener que echar a andar pero me digo que tengo que seguir y no parar porque si no no arranco pero cual es mi sorpresa que el de la bandera de las 3h30´ se echa para un lado y se para a mear. Ufffffffff no se puede ser mas globero que ese tio, mira que parar a mear en una marató, vaya huevos. No me lo pienso y me paro con él yo también jajajajajjaja y meo otra vez (eres urólogo y tratas problemas de incontinencia con el frío? quieres patrocinar deportistas? no lo dudes y deja tu número aquí, yo soy tu hombre jajajajaj).

Arranca mi liebre y allá que voy yo detrás. Uffffff pega un arreón que me cuesta seguirlo ya a estas alturas. Con todo y con eso íbamos por debajo de las 3h30´siempre ya que la mayoría de kms le salían a 4´50´´ o así. Algunos se picaron porque no iba al ritmo clavado pero si os cuento que el tio no llevaba ni reloj jajjajajajjajajajjaj me quedé loco. Iba de liebre y se conoce tanto que no lleva ni reloj, vaaaaaaaaaya huevos, a eso se llama conocerse. Ya si unos reniegan porque le salen los kms un poco más rápido ahí yo ya no entro, no son profesionales y su labor es de agradecer.

A estas alturas ya voy tirando de cabeza a más no poder porque piernas ya no llevo. Me digo que tengo que aguantar con él todo lo que pueda y más clavando kms por debajo de 5´para hacer menos de 3h30´ que para algunos será una mierda y fácil pero que para otros es un reto importante y si no quedaros a ver a los últimos hacer los últimos kms es acojonante el coraje que le echan.

Le voy aguantando a la bandera como buenamente puedo, es más ,del grupo grande que íbamos ya solo le aguanto yo pero aquí vino la sorpresa del día, no me lo puedo creer y se me escapa en alto un Jodeeeeeeeeeeeeerrrrrrr se me ha ido el estómago, no puede ser. Me mira el de la bandera de las 3h30´y me dice pero que tienes ganas de vomitar o qué? y yo , noooooo hijo no es eso jajajajjajaja..Es de esas veces que no tienes margen de maniobra ufffff, miro para todos los lados pienso, pienso muy rápido, intento buscar zonas ajardinadas por algún lado... esta parte ha sido censurada por el autor del blog jajajajjaja paro y luego sigo, dejemoslo ahí, lo más importante ya lo dijo un sabio no es el cuándo, ni el dónde, ni el por qué, si no el con quién jajajajaja.

Y como decía Lavosier con la ley de la conservación de la materia: ´´La energía ni se crea ni se destruye, solo se transforma´´. Pues eso, que este incidente podría venir de la tarde de antes. Uffffff si vais por Murcia y os gustan los gofres o lo dulce tenéis que pasar por Godis pero no el día de antes de una carrera. Es espectacular, acabas harto de dulce por una temporada.

Retomamos por donde íbamos. Me incorporo a la carrera pero la bandera ya me saca lo mío lo que pasa que como iba con adelanto pues todavía iba yo todavía por debajo de las 3h30´.
Estos dos últimos kms son los que tú lo das todo y piensas que vas volando si adelantas gente pero luego te pones a ver la media de los últimos kms y es ridículo, lo que pasa que la gente va muerta.
Completo esos dos km que me quedaban buscando ya la meta pero resulta que la meta no estaba en el 42,1km si no en el 42,8km. A los que midieron el circuito se les fue un poco la mano. Cojo a mi Nelly en brazos y entro en meta con ella. Ella se pone a llorar, está claro que no le gusta la carrera a pie, le ha salido al padre jajajajja
Con todo y con eso logro entrar en el objetivo marcado con 3h28´24´´. La entrada enfrente de la catedral está muy chula. Contento con el resultado pero jodido conmigo mismo ya que o espabilo o este año no corro nada bien. Toca ponerse las pilas.

La organización desastrosa. Al acabar este año no había nada que llevarse a la boca para comer.
En las clasificaciones no sale ni un parcial y solo había un punto de paso en toda la carrera que no valía para nada porque ni marco. Se comenta que algún corredor se pego algún recorte de metros aprovechando que no había ningún control por ningún lado. En fin, lo dicho; o se ponen las pilas el año que viene dándole un cambio radical a mejor o va a pique en dos años fijo. Una pena porque a mí por fecha me gusta bastante. El circuito no es que sea para volar pero te invita a conocer Murcia capital a golpe de zapatilla. A ver si repetimos el año que viene y todo va mejor.

viernes, 9 de febrero de 2018

Ultracoaching, herramientas emocionales para correr ultra trails. Z verde.

Autor: David Roncero; Editorial: Desnivel.

Resumen del título: ´´El libro de las pajas mentales´´. Y ojo que no lo digo en tono despectivo. Ha sido un libro que he disfrutado muchíiiiiiiiiiiiiiiiiisimo. Lo descubrí por internet y cuando lo compré y me lo mandaron empezó a reinar en mi el escepticismo por lo que me podría encontrar en el.

120 páginas de buena calidad y a color pero muy pequeñas y escrito por alguien que no tenía ni idea de quién era no me hacían ser muy positivo pero por suerte todo eso pasó en cuanto empecé con el.

Aunque por el título pudiera parecer que solo va enfocado a ultra trail, el contenido de este puede ser extrapolable a cualquier prueba de larga distancia o incluso carreras cortas. Es más, el libro puede servir para enfocar muchíiiiiiiisimas facetas de la vida.

Es un libro que te tienes que trabajar, que si quieres sacarle realmente el partido para el que está enfocado tienes que coger el lápiz y currártelo. Digamos que son unas cuantas sesiones de psicólogo enfocadas a conseguir herramientas motivacionales para usar en carreras de resistencia o situaciones de la vida que nos sean poco favorables.

La única pega que le encuentro es que es muy corto. Es una jodienda estar leyendo y disfrutando un montón y a la vez con pena por ver que cada vez quedan menos hojas ajjajaja pero con todo y con eso le doy una Z verde enorrrrrrrme. Si alguno os hacéis con el espero que lo disfrutéis como yo y si ya lo habéis leído y conocéis alguno parecido no dudéis en recomendármelo.


viernes, 2 de febrero de 2018

VIII Carrera por montaña Alicún, Pº12.

Quinta vez que intento escribir la crónica stop.
Tener niños es maravilloso stop.
Se puede hacer lo mismo que antes stop jajajaja.

El 14 de enero tomé parte una vez más en una nueva edición de la carrera por montaña de Alicún y con esta ya van tres veces.
Como siempre muy buena organización por parte de aqueatacmos junto con la gente del pueblo que se vuelca en esta prueba ya consolidada en el calendario y típica por esas migas postcarrera que este año no pude degustar por tener que ir al cumpleaño de Javi pero que sin rencor tío, sin rencor eh, que yo fuí de buen gusto, sin rencor, que hi que hi jajajja.

Este año en la línea de salida casi 200 personas y quizás el año de más nivel de los que yo he estado.
Yo llego con pocos km y hechos de aquella manera, es lo que tiene tener una niña pequeña pero tampoco es excusa, quizás he estado un poco Javi Motos estos meses.

Vamos a la prueba. El circuito salvo un tramillo que han cambiado es el mismo que siempre.
Salida rápida con un primer tramo de asfalto que hago rápido detrás de los primeros para no perder mucha comba y llegar al primer repecho bien situado. Ahí la cosa se estira y Verdegay se va ya desde un principio por delante. Yo logro a duras penas llegar entre los diez primeros al final de la ermita pero sin las buenas sensaciones de otros años, aún así paso a algunos corredores más antes de entrar en la verea.

En la verea más o menos la gente no se distancia mucho ya que no se puede sacar mucho tiempo ahí; la cosa cambia cuando pica hacia abajo que voy sin ritmo y sobretodo sin piernas y me empiezan a pasar por todo lados. Intento no venirme mucho abajo a ver si la situación cambia.

Llegamos abajo, giro a la izquierda y repecho gordo de la carrera donde todos los años estoy deseando que llegue para pasar a gente o abrir hueco pero este año es distinto. Me quedo clavado y me pasa otro corredor. Pufffff desconecto un rato y me digo que le den a la carrera, yo no estoy para esto ya, me dedico a acabarla como pueda y fuera.

Acabo la subida fatal y el tramo que le sigue de falso llano con iguales sensaciones pero al torcer a la izquierda que pica hacia arriba me voy encontrando mucho mejor, resucito un poco. Voy a mi marcheta pillando a gente poco a poco hasta que de nuevo pica hacia abajo y la situación se queda como estaba.

Comienza la zona que pica hacia abajo con algunos toboganes intercalados y me acerco al Pulpo que me había pasado antes. Le recorto un poco y no se me va mucho. De ahí hasta el final vamos en un tira y afloja, le recorto un poco más pero tiene más o menos la situación controlada y en la zona dura ya del último km me quedo clavado y el se me va al trotecillo.

Al final entro el 12 de la general en una de mis carreras favoritas pero donde este año no he disfrutado mucho que digamos, es lo que tiene, somos lo que entrenamos, yo mal y a destiempo, a ver si la cosa mejora para la siguiente.